En este momento estás viendo <strong>Cápsulas de video:</strong> por qué y cómo deberías utilizarlas

Cápsulas de video: por qué y cómo deberías utilizarlas

0
(0)

Las cápsulas de video no son algo nuevo, en un sentido estricto. Han estado con nosotros desde los tiempos de la televisión, sobre todo en forma de reportajes periodísticos. Ahora, en la era del contenido digital, se han adaptado perfectamente a las plataformas de las redes sociales. Aquí te diremos cómo puedes incorporarlas a tus estrategias de contenido y comunicación.

Empecemos explicando qué son las cápsulas de video

Podemos pensarlas como una especie de “minivideos”. Son pequeñas dosis de contenido que pueden ayudarnos a posicionar una marca, negocio o perfil en las redes sociales. Se diferencian de otros tipos de video, como el video corporativo, porque se enfocan en un contenido ligero, fácil de consumir y compartir.

De manera general, las cápsulas de video explican algo de forma descriptiva. Podemos utilizarlas para explicarle algo a nuestra audiencia. De hecho, pueden convertirse en un apoyo audiovisual para distintos tipos de contenido, como informativo o comercial.

Un vistazo a sus características principales

Las cápsulas de video facilitan la comprensión de los temas que deseamos presentar a la audiencia. Actualmente, están siendo muy utilizadas por los  creadores de contenido. Incluso las empresas de comunicación y profesionales del marketing aprovechan su potencial de alcance.

Veamos las principales características que deben cumplir:

  • Clara:su propósito debe ser dar a conocer un tema o problemática que complemente el contenido que ofrecemos a la audiencia.
  • Breve: debido a que las cápsulas de video se comparten mediante las redes sociales y el feed de los usuarios, deben ser breves. Idealmente, su duración debe mantenerse entre 30 segundos y 3 minutos. No obstante, en algunos casos, pueden ser más extensos, todo depende del material y de la red social.
  • Impactante: Internet, además de ser masivo e interactivo, es inmediato. El público necesita quedarse atrapado por un creador de contenido en unos pocos segundos. Aquí radica la enorme importancia de este formato.
  • Digerible: el contenido debe ser fácil de comprender para la mayoría de la audiencia.

¿Cómo podemos crear cápsulas de video?

Si te preguntas cuál es la mejor forma de utilizarlas, no lo dudes: funcionan muy bien para explicar temas cortos y puntuales. Puedes usarlas en noticias, historias, ciencia; lo que te parezca mejor. Te presentamos una breve y sencilla guía para empezar.

Primero, la idea para tus cápsulas de video

Para hacer tus cápsulas, lo primero que debes definir es el objetivo que deseas alcanzar. Es decir, debes tener claro lo que quieres que tu audiencia aprenda y comparta. Pero no te preocupes por hacerlo en gran detalle; puedes plasmar y organizar los temas que pretendes explicar. Así, una vez que termines de grabar y editar, podrás determinar si cumple tus objetivos.

El material de apoyo es importante

Usar material de apoyo es muy útil. Para ello, puedes utilizar imágenes o videos que ayuden a dar claridad a los conceptos que utilices o a reforzar el impacto que deseas provocar. ¡Y no olvides de la música o los efectos de sonido!

Piensa en tu audiencia

A cada paso que des, ten presente quién será tu audiencia, cuándo verán tu contenido y desde qué dispositivos. Todo ello te ayudará a definir formatos y estilos de edición.

Decide por cuál formato te irás para tus cápsulas de video

Otro punto muy importante es decidir si utilizarás un formato horizontal o vertical. Si publicas tus cápsulas en plataformas como TikTok, Instagram o Facebook, lo mejor es usar el formato vertical. En cambio, si se trata de YouTube o algún blog o página web, es preferible hacerlo de manera horizontal. La razón es sencilla: cada plataforma se adaptará mejor a uno u otro formato.

Si utilizas apoyos visuales, evita saturarlos con información escrita. Lo mejor es usar imágenes con poco texto que generen un impacto inmediato.

Ya está todo listo, ¿ahora qué sigue?

Cuando tu cápsula esté lista, debes tomar en cuenta estos elementos antes de lanzarla al público:

  • Hazlo público: una vez libre en la red, el material debe estar disponible todo el tiempo para tu audiencia. Asegúrate de ponerlo en modo “público”, así todo el mundo podrá compartirlo sin problemas.
  • Sigue las estadísticas:monitorea cuántas vistas recibes, quién ve tu contenido y desde dónde. Así podrás tener una idea clara del impacto que estás generando, la audiencia alcanzada y qué tipo de público te está viendo. Con esta información, podrás tener claridad sobre cuál será tu siguiente paso en la búsqueda de tus objetivos.

Si lo tuyo es la innovación en contenido y experimentar con formatos de video, no dejes de lado las cápsulas de video. Son una gran herramienta para llegar a una gran cantidad de personas. Lograr el impacto que estás buscando está más cerca de lo crees.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.