En este momento estás viendo Videos 360: todo lo que necesitas saber para hacerlos

Videos 360: todo lo que necesitas saber para hacerlos

5
(1)

Algunas marcas están tan centradas en crear videos para redes sociales, al punto de tener muchas ideas para reels, que se olvidan de las experiencias inmersivas. Por ejemplo, los videos 360 son un tipo de contenido que involucra mucho más a los espectadores. Afortunadamente, cada vez más industrias, como la inmobiliaria, usan estos videos para mostrar sus productos o servicios a posibles clientes. Con esto mejoran la experiencia y ahorran tiempo.

Sin duda, este formato es una tendencia que llegó para quedarse. Una muestra de ello es que, desde hace poco tiempo, YouTube permite subir videos inmersivos a su plataforma de manera sencilla. Por esta razón, te invitamos a seguir leyendo este artículo para que descubras qué son los videos 360, cómo se realizan y qué beneficios le pueden dejar a tu marca.

¿Qué son los videos 360?

Básicamente, son videos que permiten una visión panorámica de una escena. Son más completos que otros tipos de video porque involucran más al espectador, quien desde su propio eje y sin desplazarse puede rotar la visión de un paisaje, por ejemplo. Por eso también se les conoce como videos inmersivos. Ahora bien, hay dos tipos de videos 360 que necesitas conocer:

  • Monoscópicos: no se necesita ningún dispositivo para verlos. Son como los del Google Street View, que se reproducen en la computadora o el celular y se construyen con capturas 2D editadas de forma panorámica.
  • Estereoscópico: se necesita un visor de realidad virtual para verlos. La experiencia es más inmersiva, pues se logra una profundidad mayor.

Diferencia entre recorrido y tour virtual

Con los videos inmersivos, además de utilizar gafas o no, hay dos tipos de formatos que puedes experimentar. Por un lado, tenemos el tour virtual, que se trata de una experiencia limitada que ofrece un recorrido predefinido, en donde el espectador siempre verá la misma escena en el mismo orden. Por el otro, está el recorrido virtual, que es una experiencia más extensa. Lo que permite es que el espectador se desplace e interactúe libremente en la escena.

¿Cómo hacer videos 360?

Los videos 360 tienen sus formas particulares de realizarse. El primer truco es supersencillo, pero con un resultado de calidad aceptable. Se trata de grabarlos con el teléfono celular usando la aplicación gratuita de Google Street View. Esto en realidad no es un video. Se trata de una serie de fotos montadas de forma panorámica, pero que darán la sensación de una experiencia 360.

La otra opción, más cara, complicada, pero mejor, es usar una cámara 360 especializada. La mayoría permite grabar videos monoscópicos, aunque también hay algunas aptas para tomas estereoscópicas.

Una vez que el video esté grabado, se debe editar. A este proceso se le conoce como stitching, que es algo así como coser el video. La cámara 360 tiene varios lentes que graban en distintas direcciones. Al editar, se deben coser todas las tomas para lograr una escena esférica. Parece complicado, pero en realidad casi todas las cámaras traen su propio software para coser la edición.

Consejos para grabar en 360

Si quieres mejores resultados en tus videos 360, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  1. Determina dónde están las áreas de costura en la edición y evita que haya personas ahí. El motivo es sencillo: si aparecen personas en estas áreas, lucirán distorsionadas.
  2. Si hay un protagonista o presentador en el video, no lo coloques tan pegado a la cámara. De lo contrario, el espectador lo tendrá muy cerca de su rango de visión.
  3. Evita rotar la cámara porque cargarás de efectos al video. Piensa que el espectador ya está teniendo una experiencia inmersiva. Si mueves la cámara así, solo podrías generarle un mareo.
  4. Ahora, lo anterior no quiere decir que mantengas la cámara quieta. En un video inmersivo se puede captar una acción, pero trata de que los movimientos sean suaves y naturales.
  5. Mantén la cámara nivelada, si no el espectador verá la imagen torcida.
  6. No lleves la cámara pegada a tu cuerpo porque le quitarás rango de visión 360 al video.
  7. Sitúa la cámara a la altura de los ojos del espectador.
  8. En una misma escena trabaja siempre con la misma cámara. De lo contrario, podrías tener perspectivas diferentes de un mismo momento.

Ventajas de las experiencias inmersivas

Los videos 360 permiten a los espectadores vivir experiencias similares a las de la vida real. Por eso tienen un gran potencial de marketing para las marcas y los emprendimientos. Estos son algunos argumentos a favor de este formato:

  1. Un video inmersivo ofrece muchísima información, pero fácil de digerir. Se estima que es comparable a un texto de dos millones de palabras.
  2. Tienen una mayor tasa de conversión porque permiten la interacción del espectador con el contenido.
  3. Al ofrecer una experiencia diferente, son más memorables para los clientes y usuarios. Esto los hace ideales para reforzar el branding.
  4. Como ofrecen una aventura casi real, incrementan el engagement.
  5. Si a la gente le gusta una experiencia, la comparte. Es por eso que este tipo de videos son más virales.

Si todavía no aplicas los videos 360 en tu estrategia de contenidos o la de tus clientes, probablemente estés desperdiciando una gran oportunidad de marketing.  Este tipo de videos te ayudarán a quedarte en la memoria de tu audiencia y a aumentar las conversiones. ¡Deja de ser plano y conviértete en 360!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.