En este momento estás viendo Cómo editar un video: paso a paso de una buena producción
¿Sabes cómo editar un video? Te damos el paso a paso de una buena producción y aspectos que debes tener en cuenta para un resultado exitoso.

Cómo editar un video: paso a paso de una buena producción

4
(1)

La producción de contenido en video no es una simple tendencia a futuro. Se trata de una realidad consolidada y con resultados comprobados. Una buena estrategia puede aumentar un 74% la comprensión del público sobre lo que tienes por ofrecer. Por eso, saber cómo editar un video es fundamental para aumentar el valor de tu estrategia de marketing. Con eso tu empresa conseguirá agradar a más consumidores (RD Station, 2021).

Es indispensable invertir en este formato de contenido para atraer y obtener el engagement del público. Además, al editar videos es importante tener una estrategia bien definida, un planeamiento de la producción, así como puntos clave delimitados. Para eso, puedes optar por una grabación profesional en estudio o comprar una cámara y hacerlo tú mismo. Por otra parte, puedes hacer videos con tu celular para que sea más accesible (Costa, 2019).

Conoce el paso a paso de cómo editar un video y los editores más recomendados para PC y para celular.

Paso a paso de cómo editar un video

En internet, el video es el contenido más consumido por los usuarios y uno de sus preferidos. Esto se debe a que el 93% de los especialistas en marketing han conseguido nuevos clientes gracias a un video en las redes sociales. Por eso, es necesario saber cómo editar un video y algunas claves para lograr un resultado exitoso. Esto es lo que debes saber (Santos, 2021; Soares, 2018):

1. Elige un software para editar videos según tus necesidades

Uno de los pasos de para editar un video es elegir un programa adecuado. Esto es importante para lograr una buena producción. Existen diferentes herramientas, desde programas gratuitos hasta pagos que se adecúan a tus necesidades. Con ellos puedes añadir efectos, crear viñetas, hacer motion graphics, corregir color, entre otras cosas. Algunos puedes descargarlos en tu computador y otros funcionan como aplicación desde el celular.

Los softwares gratuitos tienen una interfaz más intuitiva y pueden ser más fáciles que los softwares pagos. Estos últimos tienen más herramientas y, si no los sabes manejar, suelen ser más complejos. Puedes elegir entre usar los programas para PC o aplicaciones para celular. Los de computador te ofrecen facilidad a la hora de manejar todas las herramientas y son ideales para familiarizarte con la interfaz.

2. Comienza a editar la producción

Para comenzar la edición del video debes elegir las escenas que vas a utilizar. Lo primero que debes hacer en el proceso de edición es separar las mejores partes de cada escena para comenzar a unirlas. Lo ideal es seleccionar aquellas imágenes que tengan mejor aspecto técnico y visual. También debes tener en cuenta que la línea de continuidad sea fácil de entender y que pueda seguir una secuencia. Este es un proceso que también se le conoce como postproducción.

Si es necesario, regresa de una escena a otra para conseguir una buena secuencia. Realiza cortes, elimina las partes que no necesites, mueve y arregla cada escena para que la continuidad se cumpla. Además, trata de tener copias de las escenas cuando las estés modificando, pues podrías borrar alguna durante la edición por accidente.

Una de las claves de cómo editar un video es hacer uso de gatillos mentales, como cortes o insertar escenas que causen impacto. Esto ayudará a conectar con la audiencia y logrará su participación. Para esto, utiliza escenas que trasmitan emociones con contenido que cree acercamiento. Del mismo modo, ponte en el lugar del público y trata de comprender sus necesidades y deseos para incluirlos en los videos.

Un ejemplo de los gatillos mentales es el de “Amor y conexión”, donde se genera una identificación de valores entre la marca y el cliente. Otro es el de “Confianza”, en el que se crean acciones en el video que representen la confianza que el público puede tener en la marca. También, el de “Urgencia”, como el reloj de arena que aparece en señal del tiempo que falta para que se realice una compra o un pago.

3. Incluye transiciones para dar movimiento a tu video

Incluir transiciones logra mejor visualización. Las más utilizadas son:

  • La yuxtaposición: una transición que se hace para cambiar de plano.
  • El crossfade: adecuada cuando necesitas cambiar de tiempos.
  • Fundido a negro: para ayudar a cerrar las secuencias.
  • El encabalgamiento: la transición ideal para acelerar dos planos que son consecutivos en la narración.
  • Jump Cut: perfecta para agilizar cortes dentro de un plano.

Al momento de aprender cómo editar un video puede ser difícil definir dónde ponerlas. Una clave es seguir la regla de 6 factores que determinan un corte. Estos son: emoción, historia, ritmo, dirección del ojo, el plano bidimensional de la pantalla y el espacio tridimensional.

Por ejemplo, para unir dos planos o dos clips que son consecutivos dentro de una línea de tiempo es necesario hacer cortes en el momento justo. En este caso, se debe tener en cuenta la emoción que se quiere transmitir y hacer el corte o fundido en el tiempo en que cambia la escena. Como resultado, se logrará conseguir una secuencia que impacte al espectador. 

En este video puedes ver las transiciones más usadas que puedes aplicar con ejemplo de escenas de famosas películas. Como la famosa escena de la película la Lista de Schindler de Steven Spielberg, donde se hace una yuxtaposición de una vela fundiéndose que cambia a una torre de humo en una escena diferente en plena guerra. También, la escena en Terminator 2, donde se observa un crossfade con el cambio de tiempo que pasa de la noche al día en cuestión de segundos.

4. Añade efectos para potenciar tu video

Añadir efectos puede hacer la diferencia al editar tu video. Estos van desde filtros hasta gráficas, música, imágenes o textos para resaltar el contenido que desees. También, los detalles del ambiente y planos de fondo son factores atractivos para quien está mirando un video en internet. El objetivo de los efectos es enganchar la atención de la audiencia, pues aportan significado a los ojos del espectador.

Por ejemplo, la música en tus videos tiene una influencia en la publicidad e intensifica las emociones. Como clave, usa melodías libres y que sean fácilmente encontradas en sitios específicos de bandas sonoras. Además, es importante tener en cuenta el volumen, especialmente si la misma melodía conduce todo el contenido hasta el final.

Por otra parte, puedes hacer cortes en momentos estratégicos para incluir efectos como un gesto en un ángulo o para enfatizar una palabra clave. Algo que no debes olvidar es resaltar los efectos visuales que generan el lenguaje corporal y las expresiones faciales para enganchar la atención de la audiencia. Evita hacer efectos y ajustes exagerados a la hora de aprender cómo editar un video.

Efectos en tendencia

Uno de los efectos que hoy se encuentra en tendencia es la interactividad. Los consumidores buscan un contacto más directo con las marcas, por lo que el formato de videos interactivos se ha popularizado. Estos propician una experiencia de inmersión que los lleva a conocer el producto o servicio que desean. Por ejemplo, los vídeos 360° ofrecen una visión muy completa de realidad aumentada y han sido utilizados con éxito en restaurantes, eventos, promoción de hoteles, destinos turísticos y otros.

Otro ejemplo de cómo editar un video es la promoción que utilizó Netflix para su serie interactiva You vs. Wild. En ella, los usuarios podían interactuar y elegir el rumbo de la historia. Para dar a conocer esto, en el video promocional, el protagonista de la serie Bear Grylls llama por teléfono para promocionar su película. En él, el usuario tiene la opción de responder o no la llamada que lo lleva a otro video con la campaña de la serie.

5. Cuida el objetivo de tu video

A la hora de saber cómo editar un video, lo ideal es tener presente su objetivo. Este debe equilibrar el mensaje con las expectativas que tiene el público. Para ello, busca formas de expresar el contenido según los intereses de la audiencia. Es clave determinar los puntos que les gustaría observar en cada escena. Esto te ayudará a producir y editar videos de calidad.

Además, es importante agregarle dinamismo para generar un contenido de valor que llame la atención de los clientes. Ten en cuenta el foco y la relevancia del contenido para que estén dirigidos al objetivo que persigue el video. Incluso puedes apostar por la personalización y crear networking para intercambiar información y hacer crecer las relaciones con tu público.

Ejemplos de videos según su objetivo

El objetivo es clave en el proceso de editar un video. Por ejemplo, si el objetivo es que los consumidores compren tu producto, hoy la tendencia es utilizar los Shoppable Videos. Estos son videos para comprar productos directamente. La idea es desarrollar tutoriales o videos informativos que se enfoquen en los anuncios de productos. Normalmente, se introduce un enlace que lleva a la compra. Esto acorta el proceso a los clientes y aumenta las posibilidades de ventas.

En otro contexto, si el objetivo del video es transmitir emociones, se debe incluir imágenes que las representen. Por ejemplo, en La lista de Schindler, el objetivo de Steven Spielberg era representar el Holocausto con crudeza, rigor y emotividad. Su idea fue centrarse en las personas, en sus historias, en lo que perdieron y en lo que sufrieron. Para eso, el cineasta creó una imagen icónica: una niña vistiendo un abrigo rojo en mitad de la guerra dentro de una escena en blanco y negro.

Su significado era mostrar que detrás de los números y estadísticas de la gran masacre, hubo personas, niños, mujeres, hombres comunes que perdieron todo. Además, el color rojo hacía evidente que el Holocausto estaba sucediendo a la vista de todos y nadie hacia nada para detenerlo. El cineasta usó esta escena para representar en una imagen el objetivo de su película y lo que quería trasmitir.

6. Exporta el video en el formato adecuado

Entre las cosas importantes para la edición de video se encuentra aprender a subirlo en el formato correcto. Los más comunes y aceptados en las diferentes plataformas son .MP4, .FLV, .MPEG4, .3GPP, .WMV, .WebM, .MPEGPS y .AVI. Ten presente la duración máxima de un video en la plataforma en la que lo vas a subir. Además, cuida que el video tenga alta resolución, esto permite que la audiencia lo disfrute mejor.

El sitio que elijas para compartir tu video depende de tu estrategia de marketing y los objetivos que persigue el video. Las redes sociales más conocidas como YouTube, Instagram, Facebook y LinkedIn son buenas opciones. También puedes insertarlo en la página web de la empresa para que llegue a más clientes potenciales.

Lista de programas y aplicaciones para editar videos

Existen diferentes programas y aplicaciones gratuitos y de pago que son ideales para la edición de videos. Entre los programas más recomendados que te ayudarán a la hora de editar un video están (Santos, 2021; Costa, 2019):

  • Adobe Premiere
  • Avid Media Composer
  • Adobe Premiere Rush
  • PocketVideo
  • Adobe Premiere Clip
  • Magisto
  • Splice (iOS) o Quik (Android)
  • Vegas Pro
  • Vintage Retro Camera
  • iMovie
  • HitFilm Express
  • Movavi
  • Studio Stop Motion
  • Filmora
  • DaVinci Resolve 17
  • InShot
  • Final Cut Pro X
  • KineMaster
  • Videopad
  • InVideo

Estos pasos, que te ayudarán a comprender cómo editar un video, son importantes para comenzar a crear contenido de calidad para el público objetivo. Es importante considerar puntos clave como los intereses de la audiencia, el uso de gatillos mentales y lograr transiciones adecuadas. Además, incluir efectos que despierten las emociones del espectador y generen su cercanía y participación. Por último, ten presente que el alcance del contenido visual es lo que está generando más impresión en la actualidad.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.