En este momento estás viendo Montaje cinematográfico: el arte de crear secuencias de imágenes

Montaje cinematográfico: el arte de crear secuencias de imágenes

0
(0)

Si hablamos de cine, muchas ideas pueden venir a nuestra mente. Podemos pensar en historias de acción, fantasía, terror… También en el uso de la música e incluso en efectos visuales. Un elemento en el que quizá no pensemos con mucha frecuencia es el montaje cinematográfico. Sin embargo, se trata de algo indispensable, sin lo cual el cine no sería más que un conjunto desordenado de imágenes y música sin ningún tipo de cohesión.

En este espacio te diremos de qué se trata, cómo se clasifica y qué utilidad puede tener en la producción audiovisual en general.

¿De qué se trata el montaje cinematográfico?

Podemos definirlo como el arte de cortar y ensamblar fragmentos de material de rodaje para crear secuencias audiovisuales en metrajes. Se realiza sobre todo durante la posproducción y consiste en seleccionar, ordenar y combinar diferentes tomas o escenas grabadas con el fin de crear una narración coherente y atractiva para el espectador.

Gracias al montaje cinematográfico, es posible contar una historia que transmita emociones y mensajes a través de imágenes y sonido. Además, permite controlar el ritmo, el tono y el significado de una película o producto audiovisual.

Este trabajo lo realiza un editor, que ayuda a concretar la visión del director. Las decisiones creativas de un editor suelen ser una combinación de lo que cree que es mejor para la película y lo que el director —junto con los productores— quiere para el proyecto terminado.

¿Cómo se realiza?

Para llevarlo a cabo, el editor de montaje trabaja con un software de edición de video. Con él, carga las tomas grabadas durante el rodaje y las organiza en una secuencia. Asimismo, puede añadir efectos especiales, transiciones y música para mejorar la narración y la atmósfera de la película. Incluso puede modificar aspectos como la iluminación para videos.

El montaje cinematográfico es una etapa crucial en el proceso de postproducción. Una vez finalizado el rodaje, el director y el editor trabajan juntos para crear una versión preliminar de la película, que luego es revisada por el resto del equipo y por los productores. Muchas veces se realiza en varias etapas y puede tardar semanas e incluso meses en completarse.

¿Cómo se clasifican los distintos tipos de montaje cinematográfico?

Existen diferentes tipos y estilos; cada uno tiene un propósito y un efecto particular en la narración de la película. Algunos de los más comunes son:

Continuo

Se caracteriza por presentar las escenas en un orden cronológico y lógico. Así, el montaje secuencial permite contar una historia de forma clara y coherente. Por tanto, es muy adecuado para películas que siguen una trama lineal.

Discontinuo

De forma contraria al montaje continuo, el discontinuo va en contra de la continuidad de una escena o secuencia. En general puede tratarse de un flashback o un flashforward:

  • Flashback: consiste en mostrar una escena que sucedió en el pasado para proporcionar contexto o información importante para la historia actual. Muchas veces se utiliza para enseñar el pasado de un personaje o para explicar cómo llegó a la situación actual.
  • Flashforward: es similar al flashback, pero en lugar de mostrar una escena del pasado, presenta una escena del futuro. Se usa con frecuencia para anticipar eventos futuros o para crear suspenso.

Paralelo, otro tipo de montaje cinematográfico

Consiste en exhibir dos o más escenas simultáneamente, de forma que el espectador pueda ver dos o más eventos ocurriendo al mismo tiempo. El montaje paralelo se utiliza a menudo para mostrar la relación entre dos eventos o personajes. También es muy útil para enseñar el efecto de un acontecimiento en diferentes personajes o escenarios.

Por ejemplo, si queremos mostrar cómo un personaje está reaccionando a una noticia mientras otra persona está dando esa noticia, podemos utilizar el montaje paralelo para presentar ambas escenas al mismo tiempo.

Montaje recortado

Se caracteriza por la rapidez con la que se suceden las escenas. Suele utilizarse para transmitir una sensación de agitación o tensión. Por tanto, lo vemos con frecuencia en películas de acción o de suspenso.

¿Qué utilidad tiene el montaje cinematográfico en la creación de contenidos audiovisuales?

Como hemos visto, el montaje cinematográfico consiste en combinar diferentes imágenes y sonidos. Esto puede ser muy útil si lo que deseamos es crear un mensaje impactante que sea recordado por el público. En este sentido, puede utilizarse para:

  • Contar una historia. Si queremos hacer un anuncio, podemos presentar a un grupo de personas que utilizan y se benefician de cierto producto. También podemos evocar una emoción o un estado de ánimo específico para promocionar un producto o servicio.
  • Provocar impacto. A través del montaje cinematográfico, podemos atraer la atención del público, combinando imágenes y sonidos.
  • Crear ritmo. Por medio del montaje, podemos combinar imágenes y sonidos a diferentes velocidades para imponer el ritmo que sea necesario.

La creación de productos audiovisuales para la publicidad va más allá del briefing y de leer el teleprónter mirando a cámara. Si buscas mejorar tus estrategias de comunicación, adquirir conocimientos en cinematografía —principalmente en el arte del montaje cinematográfico— será una gran ventaja.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.