En este momento estás viendo Lenguaje cinematográfico: ¿Qué es y cuáles son sus elementos vitales?

Lenguaje cinematográfico: ¿Qué es y cuáles son sus elementos vitales?

4.8
(4)

¿Cómo se logra que una película cuente una historia completa y que comunique un mensaje, una intención y hasta emociones? La respuesta es simple: utilizando el lenguaje cinematográfico. Te contamos de qué se trata, así como sus elementos imperdibles y cómo se usan.

Lo esencial sobre el lenguaje cinematográfico

Si un escritor utiliza las palabras y las formas literarias para expresar lo que desea en una novela, un director utiliza el lenguaje cinematográfico para hacer lo mismo en un medio audiovisual. Cuando se aplica de manera correcta, todo en la pantalla aporta a la consolidación del mensaje (Treintaycinco, 2019; Canle, 2020).

Las grandes dimensiones de la comunicación visual son (Treintaycinco, 2019):

  • El espacio, que es la manera en la que se muestran elementos visuales en la pantalla. 
  • La estética: las características visuales de la historia ayudan a la comunicación exitosa. Incluyen la paleta de colores y la iluminación de cada escena.
  • El sonido le añade una capa de significado a lo visual. Abarca los efectos de sonido y la música.
  • El montaje, que es la manera en la que se ensamblan las escenas para formar una narrativa fluida. Sobre todo, el montaje es clave para llevar al espectador por el camino deseado dentro de la historia. 

Veamos uno a uno los elementos del lenguaje cinematográfico y su rol a la hora de contar una historia.

Los elementos del espacio

Lo más notorio del espacio en un producto audiovisual es el encuadre. Este define qué se ve y qué no se ve en la pantalla. Por ejemplo, en una escena de una conversación entre dos personas es preciso elegir si se quieren mostrar las reacciones de cada uno o solamente las de un personaje.

El encuadre se confecciona con dos partes fundamentales (Treintaycinco, 2019; Canle, 2020):

Ángulo

Es la posición de la cámara en relación con lo que se está enfocando (Canva, s.f.):

  • Estándar: a la altura media del objeto.
  • Picado: es un punto medio entre la posición estándar y una posición arriba del objeto.
  • Contrapicado: es un punto medio entre la posición estándar y una posición desde abajo del objeto.
  • Cenital: es directamente encima del objeto de forma perpendicular.
  • Nadir: es directamente por debajo del objeto. 

Las distintas formas de angular la cámara proyectan mensajes distintos. En general, un ángulo contrapicado le imprime poder y majestuosidad al objeto. Lo contrario sucede con el picado: lo hace ver reducido y de menor relevancia. Este es uno de los puntos importantes del lenguaje cinematográfico.

Plano

La otra parte de la composición del encuadre son los planos. Se refieren a la apertura de lo que se muestra en la escena y a la distancia de la cámara en relación con el objeto. Así, hay planos (Canva, s.f.):

  • Generales: son los más descriptivos porque muestran diversos aspectos de la escena total.
  • Americanos: muestran el objeto casi en su totalidad. Sirven para incluir detalles de la escena y la posición general del objeto dentro de ella.
  • Medios: se acercan más. En estos tiende a perder relevancia el entorno frente al objeto.
  • Primeros planos: le dan protagonismo total al objeto y a sus detalles.

Todos estos aspectos se unen con el movimiento de la cámara para conformar el punto de vista de la escena (Treintaycinco, 2019).

Los elementos estéticos del lenguaje cinematográfico

La estética también tiene un gran impacto visual. Le agrega matices a lo que se está diciendo mediante los elementos espaciales del lenguaje cinematográfico. Por ejemplo, usar blanco y negro le imprime un sentido especial a una película.

De igual manera, las paletas de colores son una manera efectiva de crear una atmósfera específica. Por ejemplo, una película ambientada en una época lejana del pasado se vería extraña con colores vibrantes que no existiesen en ese momento histórico. 

Los tonos cromáticos incluso logran darle un tono emocional a la narrativa. Una escena de tristeza o desesperanza con frecuencia tiene tonos azulados, por ejemplo. También se pueden utilizar para contrarrestar la situación emocional si esa es la intención de la narrativa. Un ejemplo de este uso son algunas películas de Wes Anderson, que abordan contextos de adversidad en la vida de sus personajes pero se muestran con colores brillantes y muy vivos (Treintaycinco, 2019).

Igualmente, la forma en la que se ilumina una escena comunica. El tono de la luz (cálido o frío), el color y hasta la fuente le dan un sentido particular. En especial, la iluminación le dice al espectador a dónde mirar y refleja la psicología de los personajes (MasterClass Staff, 2021).

Los elementos de sonido en el lenguaje cinematográfico

Por otra parte, el audio de una película les da cohesión a las escenas. Los efectos de sonido y la banda sonora ayudan a lograr un discurso continuo y con sentido (Canle, 2020).

Además, el sonido ayuda a crear el ritmo de la narración. Puede utilizar piezas musicales frenéticas para expresar urgencia. También puede sobreponer música a un diálogo para indicar que lo importante es la emoción de la escena y no lo que se dice. Incluso, el mecanismo de comunicación del sonido en una película puede ser el silencio (Canle, 2020).

Los elementos de montaje

Finalmente, el montaje es el último componente del lenguaje cinematográfico. Es el que garantiza que las tomas de la película formen una narrativa fluida, clara y atractiva. Además, la organización de las escenas también otorga significado. Una escena puede interpretarse de distintas maneras dependiendo de la anterior y la que le sigue (Treintaycinco, 2019).

Algunos tipos frecuentes de montaje son (Canle, 2020):

  • Alterno: se muestran acciones en dos lugares diferentes que convergen en el mismo sitio.
  • Paralelo: también muestra planos y acciones distintas para que el espectador asocie ciertas ideas o sienta algo específico. 
  • Narrativo: cuenta los hechos con una línea temporal que puede o no ser cronológica.
  • Expresivo: está atado al ritmo. Se presentan escenas que cambian rápidamente cuando hay acción, o lentamente para comunicar suspenso o incertidumbre.

Estos son los componentes fundamentales del lenguaje cinematográfico que no se pueden perder de vista.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.