En este momento estás viendo Identidad visual: crear una imagen atractiva y reconocible para tu marca
La identidad visual y el diseño son fundamentales para las estrategias de comunicación y para que una marca sea reconocida.

Identidad visual: crear una imagen atractiva y reconocible para tu marca

Al necesitar un servicio o producto, ¿te viene al pensamiento el nombre, el logo o la imagen de la promoción especial de una marca? Esto se debe a que la recuerdas y reconoces por su identidad visual.

Primero, la identidad visual es un elemento fundamental del marketing, razón por la cual te invitamos a conocer qué elementos la componen y cómo se define.

Qué es la identidad visual

Es el conjunto de elementos gráficos y visuales que definen a una marca. Estos expresan cómo quiere ser percibida (sus valores) y las características que la destacan en el mercado (sus atributos) (Puig, 2021).

Por otra parte, es un factor importante para los proyectos que implementa la empresa porque influye en la impronta que genera en su ecosistema de negocios. Identidad, emociones, sensaciones y esencia se sintetizan en la identidad visual, razón por la cual es muy influyente en las estrategias de comunicación, para bien o para mal.

Elementos que conforman la identidad visual

La identidad visual está compuesta por elementos tangibles que simbolizan a la marca y la diferencian de su competencia. Son elementos a los cuales atribuimos valores y elementos que nos generan sensaciones de preferencia (Rivas, 2019).

Elementos tangibles

Es el conjunto de características, elementos gráficos y visuales que la hacen reconocible. Nos permiten saber cuál es la marca, incluso con solo ver sus colores o uno de sus anuncios (Rivas, 2020).

Los siete (7) elementos tangibles de la identidad visual son:

  1. Logo (logotipo y símbolo)
  2. Paleta de color e identidad cromática.
  3. Tipografía.
  4. Concepción visual (estilo de fotografía, ilustración, texturas).
  5. Organizadores y patrones gráficos.
  6. Tono de comunicación, incluyendo su eslogan.
  7. Lineamientos para las piezas de comunicación.

Los elementos tangibles definen la individualidad de cada marca y de la empresa detrás de ella. Están presentes en su papelería, sus anuncios, identificación en redes sociales y determinan su concepto visual y comunicacional.

Elementos intangibles

Son aquellos que estimulan nuestra conexión con la marca desde su esencia y las sensaciones que asociamos con ella.

Los cinco (5) elementos intangibles que se relacionan con la identidad visual son:

  1. Propuesta de valor
  2. Experiencia o trayectoria
  3. Valores
  4. Beneficios
  5. Emociones

Identidad visual, identidad corporativa y branding: relaciones y diferencias

Los identificadores visuales primarios (elementos tangibles) también transmiten valores intangibles. Ahora bien, una marca se percibe desde dos ángulos (Del Pozo, 2015):

  • Identidad corporativa o percepción que la empresa tiene sobre sí misma.
  • Imagen corporativa o percepción que tiene el público o audiencia sobre la empresa.

Los lineamientos respecto a cuáles son los elementos de la identidad visual y cómo se utilizan se compilan en el manual de identidad corporativa. La marca está formada entonces por la combinación de componentes tangibles e intangibles, los cuales tienen que darse a conocer.

Pero esta construcción requiere de procesos adicionales a la definición de la identidad. Es en este punto en donde apreciamos la utilidad del branding o proceso de definición y construcción de la marca y de la identidad visual corporativa.

Es un proceso importante porque mediante distintas estrategias comunicativas (Zorraquino, s.f.):

  • Dota a la marca de presencia y personalidad.
  • Posiciona a la marca en el mercado.
  • Extiende su alcance.
  • Diferencia a la marca.
  • Atrae y retiene a clientes potenciales.

Cómo se construye la identidad visual

Para construir la identidad visual se requiere desarrollar un trabajo en cuatro fases (Kaltner, 2013):

  1. Análisis previo.
    Conocimiento de la marca, la empresa y su cultura corporativa. Mercado objetivo. Área de negocio. Entorno de la marca y competencia. Delimitación de la audiencia.
  2. Diseño.
    Creación de la identidad visual, evaluación e integración de mejoras.  Impresión de piezas como: tarjetería, membretes, papelería, sobres, talonarios de facturación, encabezamientos y banners.
    Integración en uniformes y vestuario, rotulación de oficinas o vehículos.
    Diseño de recursos digitales útiles para las estrategias de comunicación y mercadeo. Esto incluye, entre otros, sitios webs, blogs, presentaciones digitales, infografías, anuncios y videos para mejorar la identidad de la marca.
    Cada uno de estos elementos tiene sus propias técnicas de diseño, con sus etapas de preproducción, producción y postproducción.
  3. Reglamentación.
    Manuales, lineamientos y condiciones para el uso de la identidad corporativa.
    Registros de derechos, propiedad intelectual
  4. Difusión.
    Aplicación de técnicas de branding para la socialización y el posicionamiento de la identidad visual de la marca.

7 cualidades a cuidar en la identidad visual

En la definición de la identidad se requiere cuidar cualidades que te permitirán definir un estilo unívoco, fácil de recordar y con impacto (Gijón, 2021):

Sencillez

En este caso, mientras más limpio el diseño de los elementos gráficos y visuales, mejor. El éxito de la identidad visual depende de que la audiencia logre recordar y asociar los elementos diseñados con la marca. Para lograrlo, lo ideal es ser simple y con mensajes claros.

Coherencia

Los valores y principios de la marca deben estar reflejados en la identidad visual.

Representatividad

La audiencia no debe tener ninguna duda respecto a qué marca está siendo representada mediante los distintos recursos visuales y gráficos. Es decir, la representatividad también se fundamenta en la experiencia y trayectoria de la marca en su sector (peso específico).

Diferenciación

Ahora bien, la marca tiene que ser reconocible en cualquier lugar y circunstancia. Los elementos tangibles de la identidad visual deben generar una asociación directa con ella.

Adaptabilidad

En esta era de comunicación en múltiples canales se requiere una imagen visual que se adapte fácilmente a las distintas plataformas, pantallas y aplicaciones.

Atemporal

Por otra parte, la identidad visual debe poder mantenerse en el tiempo, ya que no es conveniente su rediseño continuo. Además de la posibilidad de crear confusión, los cambios de imagen son costosos.

Consistencia

En adición, para que los mensajes y sensaciones que transmite la marca sean creíbles, se requiere consistencia entre los elementos tangibles (visuales, textos y audibles) y los valores intangibles.

Además, la sencillez y claridad se hace presente en recursos de comunicación como infografías y folletos (brochure). Los videos cortos y animaciones son de utilidad para diferenciar el mensaje de la marca y también para presentar su oferta de valor.

Ejemplo de coherencia se tiene en una marca que en sus valores expresa respeto por el ambiente y en sus procesos utiliza energías renovables. Como ejemplo de incoherencia tenemos una marca que quiere proyectar tranquilidad hacia su público, sin embargo, utiliza una paleta de colores cálidos y tipografías con trazos angulares y agresivos.

Conocidos los elementos que conforman la identidad visual, cómo construirla y sus cualidades, no queremos finalizar sin resaltarte la importancia que tiene para otorgar valor a tu marca.

La comunicación efectiva de los valores de la empresa y la creación de vínculos con tu público depende de que definas una adecuada identidad visual.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.