En este momento estás viendo Cómo contar historias en marketing con éxito
Un contenido de calidad se caracteriza por contar historias cautivadoras. Conoce cómo hacerlo exitosamente y por qué es útil en marketing.

Cómo contar historias en marketing con éxito

Hoy en día, toda marca se pregunta lo que debe hacer para hacer que sus estrategias de marketing sobresalgan. Contar historias que le lleguen a sus audiencias puede ser una de las claves para lograrlo.

¿De qué se trata contar historias y por qué hacerlo?

Contar historias es el proceso de usar hechos reales y recursos narrativos para comunicar un mensaje. También conocido como storytelling, esto supone varios beneficios para las organizaciones y marcas que lo practican (Decker, 2021):

  • Simplifica los mensajes complejos y las grandes cantidades de datos.
  • Aterriza los conceptos abstractos.
  • Crea un sentido de comunidad al apelar a situaciones y emociones que nos son conocidas a todos.
  • Humaniza una marca y la acerca a sus consumidores.
  • Muestra los valores de la marca, pero centrándose en las necesidades, los deseos y las expectativas de su audiencia.

De hecho, contar historias es efectivo y recomendable en marketing porque provoca reacciones fisiológicas en las personas.

Investigaciones del neuroeconomista Paul Zak revelaron que incluso las historias más sencillas pueden desencadenar una respuesta empática. Esto se debe a que esta manera de comunicar produce descargas químicas favorables a nivel cerebral (Beck, 2016).

Cómo contar historias exitosamente

El storytelling es un recurso comunicativo que puede potenciar el éxito de una estrategia de marketing. Entonces, ¿qué hay que considerar para contar historias bien recibidas que contribuyan a las metas de negocio? Pues bien, los mejores relatos generalmente exhiben estos atributos (Decker, 2021):

  • Son entretenidos.
  • Dejan nuevo conocimiento e inspiran curiosidad.
  • Aunque se traten de temas concretos y se dirijan a audiencias específicas, muestran experiencias que la mayoría de las personas viven.
  • Son organizados para que el mensaje se transmita y comprenda sin inconvenientes.
  • Ya sea por su humor, controversia, emocionalidad o creatividad, se quedan en la mente de las personas.

Para cumplir con estos principios, una buena historia tiende a contar con algunos elementos fundamentales (Decker, 2021):

  • Personajes. Cualquier historia que captura la atención y memoria del público tiene al menos un personaje. Esto es crítico, pues cada persona puede relacionarlo con el relato y la marca. Si el personaje invita a las personas a ponerse en sus zapatos, es más probable que estas realicen el llamado a la acción incluido en la historia.
  • Conflicto. Es el componente que provoca emociones en el relato. Así, es el elemento que conecta a las personas con la marca y con otros dentro de la audiencia. ¿Cómo lo hace? Presentando una experiencia en común para todos.
  • Solución. Concluye el relato y da un contexto alrededor de los personajes y el conflicto. Presenta el llamado a la acción.

Adicionalmente, contar historias que combinen datos relevantes con narrativa es altamente efectivo.

Según el neurocientífico cognitivo Michael Gazzaniga, los relatos que hacen que una persona transmita información entre ambos hemisferios cerebrales ayudan a que el consumidor potencial enmarque la historia en sus propias experiencias. Esto mejora notoriamente la sensación de sintonía con el mensaje y crea una conexión empática con este (Beck, 2016).

Pasos para contar historias en marketing

Con estos ingredientes esenciales en mente, es hora de conocer los pasos esenciales para formular esfuerzos exitosos de storytelling (Dasic, 2021; Decker, 2021; Hurley, 2020; Rautakoura, 2017):

H3: Conocer a la audiencia

Para contar historias necesitas conocer a tu audiencia. Es necesario que definas tu público objetivo y perfiles tus buyer personas. Este conocimiento es esencial, ya que determina los intereses y las necesidades de quienes van a consumir el contenido.

Definir el mensaje central

No importa si es corta o larga, una buena historia tiene un mensaje central que deberías poder comunicar en pocas palabras. Para formularlo, empieza por establecer el objetivo de tu historia. Puede ser vender un producto, explicar un servicio o abogar por una causa. Según este propósito general, ten en cuenta:

  • Para incitar a una acción, describe cómo fue realizada exitosamente y cómo la audiencia puede hacerlo. Evita cambiar de tema en el relato y los detalles excesivos. 
  • Para comunicar la identidad de la marca, es mejor que la historia sea transparente. Incluye problemas, fracasos, retos y, por supuesto, victorias. La autenticidad es fundamental.
  • Para promover la colaboración o un sentido de comunidad, el relato debería motivar a las personas a discutirlo y compartirlo.
  • Para educar es ideal contar historias que muestren experiencias de intentos y errores. Así la explicación del problema y la solución ofrecida es evidente y natural.

Asimismo, procura siempre que cada historia refleje fielmente tu marca. Así será más fácil para la audiencia asociar tu estilo narrativo con tu organización.

Elegir el medio ideal

Cada historia tiene un formato ideal. Puede ser un texto, un pódcast o una conferencia. Sin embargo, hoy el material audiovisual es el rey del storytelling, especialmente en línea:

  • El video es consumido por prácticamente todos los grupos de edad. Es el formato predilecto para consumo móvil y es efectivo para mejorar la conciencia de marca, las ventas y los leads. También es el contenido que las personas comparten más en plataformas sociales. Adicionalmente, las personas tienden a preferir que las marcas que les interesan produzcan videos.
  • Las infografías también son un formato muy compartido en Internet. Son explicativas y útiles para comunicar múltiples datos.
  • Las imágenes en general agregan atractivo y valor a los textos. Además, aportan a mayores interacciones con el contenido de una marca.

Crear y distribuir

Como intuyes, la etapa final consiste en crear tu historia en el formato elegido y comunicarla. Recuerda que contar historias como acción de marketing necesita de una estrategia sólida de despliegue.

Considera las redes sociales y los canales de comunicación digital para llegar a tu audiencia. No olvides circular tus historias en los momentos oportunos para tu público y en los espacios que frecuentan. El storytelling es un recurso útil para que una marca se destaque en la mente de su audiencia. Anímate a desarrollar un relato que represente tu marca, sus beneficios y valores y conoce de primera mano el poder de una historia bien contada.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.