En este momento estás viendo Stop motion: cómo contar una historia con objetos inanimados
En este artículo te ofrecemos todas las herramientas necesarias para hacer stop motion, empezando por la historia que vas a contar.

Stop motion: cómo contar una historia con objetos inanimados

5
(3)

¿Alguna vez te has preguntado cómo contar historias y expresar emociones a través de objetos inanimados? Entonces sigue leyendo. Aquí te hablaremos de una técnica llamada stop motion o animación fotograma a fotograma,con la que esperamosdarte la motivación necesaria para contar tu propia historia.

¿Qué es el stop motion?

Es una técnica de animación que consiste en capturar imágenes de objetos físicos que se desplazan de un cuadro a otro. Así, al reproducir una secuencia se crea la ilusión de movimiento. Es similar a la animación en 2D, con la diferencia de que en el stop motion se utilizan objetos en lugar de dibujos. Además, la animación se clasifica con base en el tipo de objetos usados:

  1. Animación con objetos en movimiento: se capturan objetos cotidianos, cuadro por cuadro. Así, dan la impresión de estar cobrando vida.
  2. Plastimación: involucra el uso de figuras de plastilina. Con ellas se pueden hacer formas y movimientos innovadores.
  3. Pixilación: se trata de la captura de personas en movimiento. Esto puede hacer más tardado el poder completar el proceso de movimiento de un cuadro a otro.
  4. Animación con recortes: como su nombre lo indica, se utilizan recortes de figuras. El resultado puede ser asombroso, pero ten en cuenta que esta técnica es agotadora.
  5. Animación con marionetas: las marionetas pueden ayudarnos a contar historias únicas. Sin embargo, se trata de un método que quizá no sea muy conveniente para principiantes.
  6. Animación con siluetas: se realiza colocando los objetos o a los actores detrás de una delgada sábana blanca para iluminar sus sombras con una luz de fondo. Este método es conveniente para presupuestos limitados y puede lograr resultados muy estéticos.

Las primeras muestras de esta técnica se llevaron a cabo hace más de 100 años. La venganza del camarógrafo, de 1912, se considera el primer filme realizado completamente en stop motion. Se trata de un drama de 12 minutos que presenta el amorío entre un escarabajo y una libélula, que después sufren la venganza del amante de esta última, un saltamontes.

¿Cómo empezar a animar en stop motion?

Lo que necesitas para empezar en la animación fotograma a fotograma es desarrollar una idea y conseguir las herramientas necesarias para grabar. A continuación, te explicamos el paso a paso:

Primer paso: la idea

Toda animación en stop motion cuenta una historia y detrás de cada historia hay una idea. Así que debes plasmar tu idea claramente:

  • ¿Qué historia quieres contar?
  • ¿Qué personajes estarán involucrados?
  • ¿Cuál es el camino que recorrerán?
  • ¿Hasta dónde llegarán?

Lo más conveniente es que desarrolles un borrador. Plasma en él escenarios, personajes y acciones. No te preocupes por la estructura. Lo importante, en un primer momento, es expresar lo que quieres hacer a través de la animación.

Una vez terminado el borrador, toca darle estructura. Para eso, desarrolla una escaleta o secuencia de acciones. Así puedes presentar de forma ordenada cada paso de tu animación, desde el principio hasta el final.

Por último, elabora un guion. Ten siempre en cuenta qué personajes aparecerán, en dónde, qué acciones realizarán y qué otros elementos tendrán lugar. Divide la historia en escenas y secuencias. Aquí lo mejor es crear un storyboard para visualizar cada aspecto de la historia con mayor detalle.

Segundo paso: herramientas necesarias

Para dar tus primeros pasos en stop motion, empieza con herramientas sencillas al alcance de cualquier persona:

  • Cámara: puedes utilizar un teléfono inteligente o una cámara digital.
  • Trípode: necesitas una base o apoyo para mantener fija la cámara.
  • Software de edición: permite editar el resultado de la captura cuadro por cuadro.
  • Objetos, materiales o personas que compondrán la animación.

Tercer paso: elementos a tomar en cuenta

Ya está lista tu historia y tienes las herramientas necesarias. Ahora lo que sigue es empezar a grabar. Hazlo tomando en cuenta estos elementos. Serán muy útiles para llegar a un buen resultado final:

  • Locación: piensa dónde colocarás tu cámara y revisa en detalle lo que quedará capturado en cada toma. Asegúrate de no capturar elementos ajenos a la composición del escenario para mantener la consistencia.
  • Temporizador o control remoto: puedes lograr excelentes resultados si evitas tener que presionar la cámara en cada captura.
  • Ajustes de la cámara: da preferencia a los ajustes manuales. Si tomas las fotografías con la cámara en modo automático, las características se irán ajustando en cada toma y darán un efecto de intermitencia.
  • Iluminación: asegúrate de controlarla. Demasiada luz puede crear sombras y cierta intermitencia, efectos que quizá no combinen bien en tu animación.
  • Velocidad de las tomas: si apenas vas empezando, necesitas saber que un segundo de video está compuesto por 12 cuadros. Si sobrepasas este límite, el video puede tener un efecto de movimiento acelerado.
  • Movimientos: mueve tus objetos a través de incrementos pequeños y consistentes en cada colocación para crear una sensación de movimiento suave.
  • Audio: la captura de imágenes fotograma a fotograma resulta en una animación silenciosa. Ya sea que desees agregar música, voces o efectos de sonido, deberás llevarlo a cabo en un proceso posterior.

Cuenta tu historia con stop motion

Con el stop motion puedes llegar a lugares que solo parecen posibles en la imaginación. No tienes que ser un experto en artes visuales, solo necesitas tener claro lo que quieres transmitir y, por supuesto, contar con las herramientas necesarias. Incluso puedes empezar con un pequeño teaser. ¡Así que deja volar tu creatividad!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.