En este momento estás viendo La animación 3D puede ser clave para tus proyectos audiovisuales
La animación 3D puede ser una técnica importante para darle un toque creativo a tus producciones. Aquí te contamos por qué puede ser útil.

La animación 3D puede ser clave para tus proyectos audiovisuales

¿Sabías que la animación 3D puede ser un recurso que te permita darle un gran valor creativo y artístico a tus trabajos? A continuación, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre esta gran tecnología y en qué aspectos puede ser de ayuda a la hora de encarar tus próximas producciones.

¿Qué es la animación 3D?

¿Quieres lograr distintos tipos de videos? Lo cierto es que puedes nutrirte de algunos recursos, como es el caso de la animación 3D. Esta técnica consiste en la posibilidad de colocar elementos en un entorno 3D. Esto generará la sensación de realidad y de movimiento.

El objetivo de esta tecnología es lograr que los objetos y los personajes de una determinada escena se desenvuelvan de la mejor manera posible. Allí influye el tono artístico que buscarás darle, ya que según los formatos de video o la identidad de tu marca seguro lograrás distintos resultados (ESDESIGN, 2020).

Tal vez el caso más icónico para comprender esta técnica sea Pixar. En 1995, esta empresa logró un antes y un después en la historia del campo. Ese año estrenaron Toy Story, que fue la primera película creada íntegramente con estos recursos. El resultado fue todo un éxito, tanto en taquilla como en el clamor popular (IFP, 2019).

A partir de allí, la empresa se erigiría como uno de los principales referentes en animación 3D. Lo importante no solamente fue el avance tecnológico para la época, sino el uso de un recurso para narrar historias. Es decir, Pixar emplea esta tecnología para reforzar sus mensajes y enamorar a su audiencia.

Distintos tipos de animación 3D

Cabe mencionar que existen distintos tipos y entre los principales aparecen:

Motion Design

La idea es que un objeto tridimensional pueda tener movimiento. Este recurso consiste en capturar los movimientos de los objetos o las personas a través de distintos sensores físicos. Una vez que se obtienen los datos, se vuelcan sobre los modelos 3D, que servirán para realizar las animaciones.

Esto es habitual de ver en los videojuegos, donde los actores se mueven y esa información se traslada a los personajes del título final. Así, el resultado se vuelve mucho más realista y atractivo para los jugadores, ya que el videojuego captura la esencia del actor real (Geekno, 2019).

Stop Motion

Esta técnica sirve para que los objetos estáticos puedan animarse a través de la incorporación de imágenes sin movimientos. El resultado que se obtiene es muy característico, puesto que se percibe cómo se cambia de imagen a imagen a través de los fotogramas. 

Tal vez la producción más icónica de este tipo de animación sea El Extraño Mundo de Jack de Tim Burton. Esta cinta tardó tres años en rodarse, pero el resultado es sensacional: logró un efecto artístico increíble, ya que el filme goza de una identidad visual muy marcada (De10.mx, 2019).

Técnica hiperrealista

También hay un tipo de animación 3D que se ha vuelto extremadamente popular: la técnica hiperrealista. Básicamente, la idea es que todos los personajes y los objetos sean lo más parecido posible a la realidad. Si bien se nota que son animaciones, evitan utilizar un estilo demasiado caricaturesco.

El ejemplo más claro reciente es Soul, la película animada de Pixar. En esta producción se buscó darle una mayor seriedad a su historia a través del hiperrealismo. Por lo tanto, se puede apreciar la ciudad de Nueva York con detalles perfectos, tanto en su arquitectura como en el paisaje (Xataka, 2020).

La importancia de esta tecnología y en qué proyectos pueden servir

Sin duda, las marcas pueden beneficiarse enormemente de la animación 3D. Actualmente, el marketing digital permite realizar distintas estrategias para dar a conocer tu producto, pero también tu marca. Al fin y al cabo, una compañía no solamente es lo que vende, sino también lo que representa.

En consecuencia, esto es muy común de ver en todas las producciones de video. El uso de estos recursos dependerá del estilo propio de tu marca, pero a veces puede ser muy beneficioso. Por ejemplo, si tienes un personaje insignia de tu marca, posiblemente quieras animarlo.

Esto permitirá empatizar con tu público y darle “vida” a una empresa. Existen varios casos icónicos y, aun así, tal vez el más destacado sea el de los M&M. Todos los personajes, que representan los pedazos de chocolate, están hechos con técnicas de animación 3D. Y la marca los utiliza en distintos formatos audiovisuales, como los spots publicitarios (Summa, 2019).

Así, la posibilidad de humanizar a la marca puede ser útil para atraer a los públicos juveniles, por ejemplo. Además, desde el aspecto técnico puede servir para destacar de la competencia. Por ejemplo, si realizas videos publicitarios, seguramente querrás un estilo visual impactante y diferenciador para reforzar el mensaje.

Incluso puede ser grandioso para procesos internos de la empresa. Un caso ocurre con la animación 3D de los prototipos del producto. Es decir, antes de lanzar algo al mercado puedes generar un modelo previo. Así definirás la forma, el color y otras características antes de lanzarlo a la venta (Salago Creative, 2021).

En definitiva, la animación 3D puede ser una gran alternativa para lograr grandes resultados audiovisuales. Si quieres reforzar los mensajes de una marca, seguramente necesitarás trabajar todo este aspecto creativo. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.